Hidroeléctrica | Ambientalistas de Panguipulli acusan al gobierno de transgreder normativas, convenios y tratados

Mediante un comunicado, sostuvieron que el Ministerio de Energía envió a una funcionaria desde Santiago a intervenir en las comunidades para respaldar proyecto Central Neltume de Endesa.


Ubicación de Represa Endesa

El mapa, muestra la ubicación que tendría en polémico Proyecto

Neltume.- Los ambientalistas de Panguipulli – Organizaciones Ambientales de Panguipulli y del Parlamento Mapuche de Koz Koz- continúan advirtiendo procesos irregulares en medio de la instalación del proyecto Central Neltume de la empresa Endesa. Mediante un comunicado la Red  ahora acusaron una intervención de una funcionario del Ministerio de energía que les habría instando a la comunidad a aceptar compensaciones.

  Según acusaron, «la funcionaria Selva Bravo Ortíz se reunió en Comunidad Valeriano Callicul de Lago Neltume, donde afirmó que el proyecto será aprobado, instando además a la comunidad a aceptar compensaciones».

  El docto. detalla que el 29 de julio, Selva Bravo, empleada del Ministerio de Energía, de profesión Socióloga, quien se desempeña además como Coordinadora Regional de la División de Participación y Diálogo Social en Santiago, concurrió hasta la comunidad Valeriano Callicul en Lago Neltume, acompañada del empleado de la transnacional Endesa Enel Jorge Bastías, para informar que la Central Hidroeléctrica Neltume, va a ser aprobada por la Comisión de Evaluación Ambiental de Los Ríos, por lo que la comunidad debe solicitar las respectivas compensaciones y llegar a acuerdo con la empresa. Según expresaron los ambientalistas, «esta situación constituye una intromisión inaceptable del Gobierno, por cuanto transgrede gravemente los procesos de la calificación ambiental del proyecto, la normativa ambiental vigente y Convenios y Tratados internacionales ratificados por el Estado de Chile».

  «Estas prácticas de presiones indebidas, conocidas en nuestra región, vulneran además la autonomía de las autoridades regionales competentes», sostuvieron, agregando que «es el caso de la central hidroeléctrica San Pedro, aprobada el año 2008, por mandato del gobierno de la época que envió a uno de sus funcionarios para imponer la aprobación. En la actualidad presenciamos las consecuencias de haber aprobado este proyecto con estudios geológicos altamente deficiente y graves incumplimientos».

  En tanto, las comunidades afectadas por estos megaproyectos, han debido «resistir las imposiciones de los gobiernos al servicio de las grandes empresas. Es así que el ministro de Energía Pacheco Matte, perteneciente al clan económico Matte, principal accionista de Colbún, se ha esmerado en respaldar estas inversiones, en perjuicio de los derechos y la calidad de vida de los habitantes y de nuestros territorios».

  En el documento, se sugiere una clara y flagrante intervención del Ministerio de Energía para presionar la aprobación de la CH Neltume de Endesa Enel, lo que fue duramente repudiado por los ambientalistas, quienes ahora están a la espera de lo que pueda ocurrir tras la intervención de laUNESCO, quien pidió al los Gobiernos de Argentina y Chile referirse al proyecto.