Empresario defiende proyecto hidroeléctrico en Río Mañío y asegura que intervención será «mínima»


Panguipulli.- La semana pasada, comunidades aledañas al Río Mañío en Releco manifestaron sus reparos por el tercer ingreso de un proyecto hidroeléctrico de 3 MW que intervendría el caudal, temiendo que el proyecto se expanda en el futuro y el río incluso «desaparezca».

Lea También | Pese a oposición de comunidades, ingresan por tercera vez proyecto eléctrico que intervendrá Río Mañío en Releco

Bautista Boch, quien es representante de la empresa a cargo del diseño y la eventual ejecución-construcción del proyecto, aseguró que el impacto en el caudal sería mínimo y que el proyecto no considera una ampliación.

En entrevista con RedPanguipulli, el empresario, que además tiene un proyecto similar de 1,7 MW en funcionamiento en Río Reca en las cercanías de Choshuenco desde 2012, confirmó que el proyecto solo intervendría el caudal del afluente en una extensión de 3 kilómetros y que ha dialogado con otras comunidades quienes se han mostrado a favor de la iniciativa.

En concreto, -según explicó Boch- el proyecto busca tomar solo una parte del caudal (5 Metros Cúbicos) para encausarla hasta una sala de máquinas para la generación unos 17 MW de energía al año, energía que alimentaría el suministro local, para luego devolver las aguas al río Mañío. Boch llamó a tener «confianza» respecto del proyecto.

Según el proyecto, la energía generada será inyectada a las líneas de Saesa directamente a través de una postación ya existente en el mismo predio, por lo que será utilizada por clientes del mismo sector y la comuna.

Boch se mostró como un empresario protector del medio ambiente, pro creación de energía limpia y sostuvo que éstos proyectos son necesarios considerando las escasez de energía que enfrenta el país.

De este modo el empresario busca aclarar las dudas entorno a la iniciativa hidroeléctrica y reducir la oposición a la obra, descartando de una futura ampliación (principalmente por las características técnicas del río) y asegurando que el proyecto no generaría mayor impacto en el Mañío, argumentando que la intervención sería «mínima».

Según dio a conocer el Ministerio de Medio Ambiente, la evaluación de las iniciativas de generación eléctrica en ríos están paralizadas hasta (al menos) el 19 de noviembre producto de la pandemia, para proteger la salud de los funcionarios públicos.