Se amplío la detención de los imputados por el brutal crimen de Jaime Reinahuel en Liquiñe



Liquiñe.- El Juzgado de Garantía de Panguipulli acogió hoy –miércoles 12 de mayo– la solicitud del Ministerio Público, con el acuerdo de la defensa, y amplió por 48 horas la detención de dos imputados como responsables del delito de secuestro con homicidio de un hombre de 56 años de edad, cuyo cuerpo apareció calcinado el sábado 8 de mayo, en la ruta T 29, que une las localidades de Liquiñe y Lago Neltume.

En la audiencia de control de la detención (causa rol 691-2021), el juez Felipe Muñoz acogió la solicitud del ente persecutor, al existir diligencias pendientes, imprescindibles para la formulación de cargos en contra de los imputados. Diligencias relacionadas, principalmente, con determinar la causa de muerte de la víctima y las condiciones en que fue encontrado el cuerpo, información que debería entregar la autopsia respectiva, a cargo del Servicio Médico Legal.

Al respecto, el Juez Felipe Muñoz del Tribunal de Panguipulli indicó que en mutuo acuerdo con la defensa y la fiscalía, la detención se amplió hasta este viernes  las 12 horas “principalmente por faltar antecedentes necesarios para formalizar investigación y solicitar medidas cautelares en contra de éstos relativas a las circunstancias concomitantes a la muerte de la víctima”.

Al acoger la ampliación de la detención, el magistrado reprogramó la audiencia de formalización de la investigación para el mediodía del próximo viernes 14 de mayo y ordenó que los imputados sean trasladados al Centro de Cumplimiento Penitenciario Llancahue de Valdivia. Asimismo, y a solicitud de la defensa de los imputados, instruyó a Gendarmería la custodia y resguardo de los detenidos, debido a amenazas que habrían recibido desde el recinto penal a través de redes sociales.

El Subcomisario Pablo Reinahuel, de la Brigada de homicidios de la PDI, entregó los antecedentes hasta ahora recabados sobre el secuestro y crimen de Jaime Reinahuel el pasado 7 de mayo en sector Río Hueico.

Según los detectives, el hombre fue secuestrado por dos sujetos, golpeado y luego calcinado con un líquido acelerante.

Recordemos que el cuerpo de la víctima fue hallado el 8 de mayo, en la ruta que une Liquiñe y Lago Neltume y este martes se detuvo en Panguipulli a los principales sospechosos, dos hermanos que ya tenían antecedentes policiales según indicó la PDI.