Municipio deberá responder a Contraloría por celebración de contratos sin acuerdo del concejo

La denuncia fue realizada por el concejal R. Valdivia y el Alcalde Aravena hizo un sagas llamado a la comunidad.


Alcalde R. Aravena y Concejal R. Valdivia

Alcalde R. Aravena y Concejal R. Valdivia

Política.- Un nuevo proceso disciplinario  para determinar las responsabilidades administrativas que correspondan, deberá enfrentar el municipio de Panguipulli, luego que la Contraloría General de la República detectara irregularidades en la celebración de contratos superiores a 500 Unidades Tributarias Mensuales (UTM).

  Se trata de una nueva acusación que presentó el concejal (PS) Rodrigo Valdivia Orias ante el órgano contralor, en el que exige se investigue la negativa del alcalde René Aravena Riffo  (RN) de solicitar los acuerdos de concejo para celebrar contratos iguales o superiores a los 500 UTM, tal como lo señala  la Ley 18.695, referida a las atribuciones del cuerpo colegiado de concejales.

  Según los argumentos planteados en la acusación, el jefe comunal de Panguipulli habría celebrado más de 40 contratos por casi tres mil millones de pesos, sin contar con los acuerdos respectivos del concejo municipal, en una omisión detectada entre 2013 y 2014.

  Al respecto el concejal Valdivia asegura que resulta grave que el alcalde Aravena continúe con  estos incumplimientos, que ya habían sido  detectado anteriormente por la misma Contraloría.  “Aravena ya había omitido solicitar estos acuerdos al concejo municipal los años 2010, 2011 y 2012, irregularidad ya fiscalizada y observada por la Contraloría, lo que resulta grave», aseguró el concejal.

  La acusación fue desestimada por la máxima autoridad comunal, quien aseguró que  no existe tal irregularidad, puesto que en algún momento la misma Contraloría llevó a cabo un cambio de criterio, sobre todo cuando se refería a fondos externos. «La Contraloría General de la República tuvo un cambio de criterio  respecto a la obligación de solicitar el acuerdo de Concejo para los proyectos cuyo origen de los fondos fuera externo.  Antes, según sus propios dictámenes, ello no era necesario», indicó Aravena.

  El alcalde apuntó que la acusación es extemporánea y que no es otra cosa que sacar dividendos políticos. «El concejal Valdivia es un artífice de la denuncia a Contraloría. Ya lo hizo con el tema del exceso personal a contrata del municipio.  En este caso no estamos de acuerdo con el órgano contralor, porque un proyecto para llegar a la instancia previa a la adjudicación ha debido pasar por una serie de exigencias y se corre el riesgo que algunos concejales, por razones más políticas que administrativas decidan no otorgar su acuerdo, perdiéndose el proyecto. No sé qué pretende con acusaciones extemporáneas», reflexionó.

   Aravena hizo un llamado a la comunidad para que «al momento de elegir nuevamente sus autoridades, tengan presente y lo hagan por quienes realmente sean un aporte al desarrollo de la comunidad,  con ideas innovadoras más que por quienes sólo quieren lograr el desprestigio de su propia comuna».

   Recordemos que esta no es la segunda vez que las autoridades locales discrepan respecto de la forma en la que se realiza el trabajo municipal en cuanto a dictámenes de la contraloría. Anteriormente el concejal Valdivia realizó una denuncia a contraloría respecto de la contratación de personal de planta, obligándose el municipio a modificar dichos números, lo que hasta el día de hoy es recriminado al Concejal Valdivia por el Alcalde Aravena.