Mineduc confirma intervención por toma en Escuela Municipal y anuncia «procedimiento administrativo» contra el Municipio


Panguipulli.- En las última horas, el Secretario Regional Ministerial de Educación en los Ríos; Tomás Mandiola, confirmó que la Superintendencia de Educación se hará cargo de un «procedimiento administrativo» por la controversia generada en la comunidad educativa de la Escuela Municipal Claudio Arrau León de Panguipulli por el retorno de la Directora Jeanette Rivas.

La autoridad escolar de esa comunidad fue cuestionada en 2018 por conductas hacia docentes, funcionarios, padres y apoderados, e incluso hacia alumnos, motivo por el cual se llevó a cabo en su contra un sumario administrativo, del cuál salió asbuelta. Los apoderados eso sí, aseguran que el sumario fue irregular, argumentando que varios docentes sufrieron consecuencias psicológicas a raíz del supuesto maltrato por parte de Rivas. 

A su regreso a fines de abril recién pasado, Rivas debió enfrentar un fuerte rechazo por parte de un grupo no menor de apoderados. Sin embargo, la directora se niega a dejar el cargo, en cuál obtuvo a través de alta dirección pública. 

Al respecto, el Seremi Mandiola sostuvo que «como Ministerio, lamentamos profundamente esta situación y hacemos un fuerte llamado al diálogo a este grupo de apoderados y, en general, a toda la comunidad educativa, quienes deben hacer todos los esfuerzos posibles para remediar el problema y encontrar una solución que satisfaga a las partes involucradas».

También aseguró que, en tal controversia, «la responsabilidad principal la tiene el sostenedor, que en este caso es la Corporación Municipal de Educación, quienes tienen el deber de encauzar este conflicto, acercar posiciones y encontrar una solución que permita que la comunidad educativa retorne cuanto antes a la normalidad. Esto, siempre pensando en nuestros estudiantes y en garantizar su derecho a la educación».

El Ministerio de Educación por último confirmó que la Superintendencia de Educación se hará cargo de supervisar in situ lo sucedido y analizar qué normativa podría, eventualmente, haber sido infringida por parte del sostenedor. «Con ese fin, es que dicho ente abrirá un procedimiento administrativo para analizar con la rigurosidad que corresponde esta lamentable situación» agregó Mandiola. 

Este martes las clases debieron ser suspendidas a raíz de la toma llevada a cabo por apoderados durante la noche del lunes en el ingreso principal del recinto, llevándose a cabo durante el día largas y tensas reuniones, al parecer aún infructuosas. 

Este miércoles, los apoderados aun se mantienen con la medida de presión a las afueras del recinto, esperando novedades durante la mañana de hoy.