Elementos «ajenos al sistema» habrían generado obstrucción y escurrimiento de aguas servidas


Panguipulli.- Un nuevo episodio de emergencia sanitaria se produjo la noche de este martes en una de las plantas elevadoras de Essal en calle Carmela Carvajal de la ciudad, cuando las cámaras se rebalsaron y comenzaron a escurrir aguas servidas hacia calle Juan Pablo Segundo y Arturo Alessandri. 

El incidente ocurrió poco antes de las 22 horas y concitó la presencia de personal de la empresa sanitaria, personal municipal de emergencias y Bomberos especializados en manejo de materiales y sustancias peligrosas, quienes efectuaron labores de descontaminación hasta al menos las 5 de la mañana, tras que el vertimiento fuera contenido a eso de la 1 de la madrugada. 

En el lugar, un grupo de vecinos/as se hizo presente para impedir el acceso al personal de Essal a las instalaciones, como medida de protesta, a la espera también de la llegada de autoridades competentes. 

Este miércoles, el Jefe Regional de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) de los Ríos, Eric Loyola Robles confirmó que, tras una inspección en el lugar, se pudo establecer que la obstrucción se habría generado a raíz de la presencia de elementos sólidos ajenos al sistema de alcantarillado. 

«La contingencia producida en horas de anoche en Panguipulli -dijo Loyola- se trató de una obstrucción en colector producto de lo cual generó rebase de aguas servidas en calzada, lo anterior se produce porque las personas ingresan elementos ajenos al sistema de alcantarillado, es decir, distinto al de aguas servidas, para lo cual están hechos los sistemas de alcantarillado, lo cual quedó demostrado con los residuos sólidos retirado del colector. Lo anterior fue fiscalizando por esta SISS, ya que hizo presente anoche en el lugar».

Respecto de si se aplicará o no sanciones por ésto a la empresa, el jefe regional de la SISS explicó que «es una situación que aún se está fiscalizando por tanto no me puedo pronunciar respecto de esto».

Desde el municipio en tanto, el Alcalde Rodrigo Valdivia anunció que harán las denuncias correspondientes, y que solicitarán el traslado de dicha planta elevadora a otro sector. 

Tras una reunión con el Municipio y vecinos en sector calle Carmela Carvajal, el Seremi de Medio Ambiente Daniel Del Campo, dijo que la intención es mejorar el sistema actual y proteger la salud y calidad de vida de los vecinos.

«Nuestra labor ha sido canalizar una serie de problemáticas que han ocurrido en el tiempo aquí en la ciudad de Panguipulli con el sistema de tratamiento de aguas servidas. Aquí se inició un proceso sancionatorio por parte de la Superintendencia de Medio Ambiente en contra de la Empresa Essal la cuál mandató, a través de un plan de cumplimiento, 25 medidas» sostuvo el Seremi.

«Los vecinos claramente se sienten afectados por ésto. Estamos canalizando las soluciones a mediano plazo para que la ciudad de Panguipulli pueda contar con un buen sistema de tratamiento de aguas servidas» agregó.

Essal está desde hace meses promoviendo una campaña para cuidar el sistema de aguas servidas llamando a la ciudadanía a no arrojar elementos sólidos al sistema, para evitar episodios de obstrucción y colapso que terminan con vertimiento de aguas servidas en la vía pública.