Cámara de comercio Coñaripe por «vendedores ambulantes»: Fiscalización es demasiado baja

«La fiscalización debería estar primero en la playa y después en las veredas de Coñaripe».

Calle Central Guido Beck de Ramberga, Coñaripe | Archivo

Calle Central Guido Beck de Ramberga, Coñaripe | Archivo

Coñaripe.- Una nueva situación causa molestia entre vecinos de Coñaripe, quienes han advertido de la gran cantidad de vendedores ambulantes que llevan año a año durante la época estival, transformando al visitado balneario en un segundo Cartagena.

Se trata de una situación que se da año a año en el pueblo de Coñaripe, que según cifras entregadas por el propio municipio, es el destino preferido por los turistas durante la presente época estival en toda la comuna, con un 36 por ciento de las preferencia con respecto a las demás playas de la comuna.

El presidente de la cámara de comercio de Coñaripe, Marcelo Gallardo, acusó directamente que la fiscalización respecto de estos comerciantes ambulantes es baja. «Es una situación que ocurre cada año. La poca fiscalización y el nicho de mercado que se genera, principalmente en la playa, hace acudir y arriesgarse a un tremendo número de vendedores sin autorizaciones, con una diversa gama de productos, desde comida, refrigerios, joyas artesanales, ropa, gafas, etc. En la playa se puede encontrar de todo, pero perjudica enormemente a los locales que cuentan con todos sus permisos».

Gallardo apuntó a que la fiscalización debiera ser mayor, «primero hacerse en la playa y luego en las veredas de Coñaripe. Aunque el verano permite que todos vengan igual se hace corto y muchos comerciantes no logran juntar el monto que les permita mantenerse todo el año. La fiscalización de demasiado baja», dijo.

El nuevo delegado municipal, Moisés Manosalva, reconoció que efectivamente se trata de un grave problema entre los comerciantes. «Falta fiscalización y endurecer las sanciones podría ser una solución considerando que falta presencia policial, que haya más en el pueblo, es decir, faltan más carabineros para Coñaripe», indicó.

Hace tiempo se viene comentando entre los residentes la falta de mayor dotación policial en el balneario, ahora se le suma mayor control de los vendedores ambulantes, un grave problema según expresan los mismos habitantes.pulmahue