Familia por femicidio de Yenny en Llongahue: «Pedimos no olvidar su nombre,…ella era única»

Velatón en Coñaripe | Cedida

Velatón en Coñaripe | Cedida


Panguipulli.- A casi una semana de ocurrido el crimen femicida de Yenny Ancamilla Collinao de 26 años en Llongahue, la familia entregó algunas palabras a la opinión pública a través de RedPanguipulli.

Yenny murió en un cruel ataque por parte de su cónyuge Alejandro Cifuentes, quien le habría propinado alrededor de 64 puñaladas en una agresión motiva presuntamente por celos. El mismo día que Yenny fue resultada, el femicida fue formalizado y quedó preso a la espera del juicio.

En los días previos, la comunidad local hizo velatones e incluso una masiva y emotiva manifestación por las calles de Panguipulli. 

Hans, hermano de Yenny, dijo que «la manifestación superó nuestras expectativas increíblemente, de verdad se sentía un apoyo inmenso a la causa y de alguna manera nos ayuda a fortalecernos como familia. Gracias a las autoridades, medios de comunicación y vecinos de la comuna que se hicieron presente. Al igual como se dijo en el funeral, no hay palabras para agradecer su apoyo y como familia les agradecemos profundamente por su ayuda».

Seguido de esto, Hans en nombre de la familia de la víctima pidió «no olvidar el nombre de YENNY ANCAMILLA COLLINAO, que no sea una más en una lista. En nuestra comunidad nunca había pasado cosa de tal magnitud. Ella era una mujer única, era alegre, llena de amor, siempre dispuesta a ayudar, nunca daba una mala cara a nadie, era una mujer virtuosa, especial y aún lo seguirá siendo en nuestros corazones. Hoy empezamos nuestro duelo por Yenny, nuestra hija, hermana, prima, sobrina, nieta, tía y madre. Nos queda una niña maravillosa y saldremos adelante por ella».

Finalmente, Hans comentó que «infinitas gracias, y luchemos para que se haga justicia por Yenny y las mujeres que han sido víctimas». 

Yenny y su femicida tenían una hija de 10 años en común. Ya habían denuncias por violencia intrafamiliar y por ello el imputado tenía una orden de alejamiento, que incumplió aquella madrugada. 

La fiscalía local de Panguipulli tiene actualmente un plazo de 120 días para complementar la investigación que lleva adelante junto al Labocar de Carabineros, antes del juicio por el brutal crimen.