Comuneros y FFEE se enfrentan en sector Trafún, Liquiñe


Liquiñe.- Este lunes, nuevamente hubo incidentes en el sector Trafún, al interior del Fundo Trafún de Propiedad de la Empresa Agrícola “Las Vertientes”, tras que se concretara la presencia de Fuerzas Especiales a raíz una solicitud de la propia empresa.

Desde hace algunos años, se han registrado incidentes en el sector en época de rituales. Las comunidades utilizan un espacio ceremonial que se ubica al interior del Fundo, el que en un tiempo les fue fascilitado por la Agrícola, pero que ahora está en zona de conflicto.

Existen diversas denuncias por robo de madera nativa al interior de Fundo, lo que ha tensado los ánimos entre la comunidad del sector y representantes de la empresa. Hechos que son investigados por Fiscalía.

En una declaración pública (adjunta más abajo) la comunidad mapuche de Trafún expresó que “hemos tomado posesión de nuestro sitio ceremonial. (…), exigimos y exhortamos a los gobernantes ponerse a la altura de nuestras libertades fundamentales”.

Carabineros informó que el personal fue atacado por la comunidad, en el marco del cumplimiento de una orden de protección emanada por el Ministerio Público, según dio a conocer el General de Carabineros en Los Ríos; Julio Gorgon.

La mañana de este martes, hubo nuevos incidentes con bombas molotov y piedras por parte de un grupo importante de encapuchados en el predio, además del levantamiento de barricadas para impedir el acceso de las policías. Carabineros debió repeler el ataque con el uso de escopeta antidisturbios, lanzando balines de goma.


Declaración Pública de las comunidades de Trafun.

Las comunidades mapunche, Vicente Reinahuel y Juan Painepe 2 de Trafun, comunidades históricas que hoy cuentan además con personalidad jurídica, comuna de Panguipulli, región de los Ríos, declaran públicamente, a nivel comunal, nacional e internacional, lo que sigue:

Este sábado 24 de diciembre del presente año (2017) desde las 6 de la mañana, hemos tomado posesión de nuestro sitio ceremonial, que ancestralmente hemos ocupado, con el fin de darle uso por derecho propio y colectivo.

Ante la falta de garantías en las tramitaciones institucionales , la liviandad de la ley indígena 19253, sus reglamentos y la falta de voluntad política de las entidades administrativas de las instituciones públicas, hemos considerado absolutamente legítimo hacer ejercicio de derechos colectivo en lo ceremonial, junto a eso ratificar el proceso reivindicativo de las 13.000 hectáreas usurpado por complicidad del estado Chileno y particulares y que hoy ostenta la empresa “Las Vertientes”, en del fundo Trafun. Nuestra pretensión como mapunche será siempre la restitución de nuestras tierras y la administración de los derechos colectivos que hoy se ven limitados por la reducción de las tierras en la que hoy vivimos.

Considerando que como el estado chileno ha ido gradualmente retrasado nuestras aspiraciones de dar uso por herencia en nuestras tierras históricas, intento, en donde hemos vivido más represión que solución, es que nos hemos instalado en el Rehuel, al interior del fundo Trafun.

Por la Falta de autoridad política y falta de voluntad de los mismos, en favor del progreso de los pueblos indígenas, seguimos convencido en avanzar sin dar un paso atrás hasta la recuperación total de nuestra demanda, reafirmando que derechos legítimos ala restitucion de a nuestras tierras están suscrito en la vigencia de derechos internacionales, actuando de firmante el propio estado chileno, como es el convenio 169 de la OIT, la Declaración De las Naciones sobre los Derechos de los Pueblos indígenas.

Por lo tanto, exigimos y exhortamos a los gobernantes ponerse a la altura de nuestras libertades fundamentales, Manifestamos para ello nuestra voluntad de dialogar con representantes ministeriales, para para el avance de soluciones en este proceso reivindicativo, y no aplicando políticas represivas que vulneran nuestros derecho y estigmatizan a nuestra gente, al negar el acceso a nuestros complejos ceremoniales y avalar la destrucción de nuestros símbolos espirituales, como ha ocurrido en reiteradas ocasiones por parte de la empresa, en este mismos lugar cada vez que hemos instalado un Rewel y ejercido nuestro derecho a la libertad de culto.

Tomamos la resolución de establecer de forma permanente que todos los años realizaremos nuestro guillatún entre el 22 y 25 de diciembre, como forma de reafirmar nuestra espiritualidad que es la base de nuestro weichan.

Reiteramos el llamado a nuestro pueblo para apoyarnos mutuamente, en cualquier circunstancias agresiva de parte del estado / empresarial. Y mantener nuestro kelluwun como forma de resguardar nuestro bienestar en los distintos territorios.