Abogado que defiende a Essal antes sancionó a la sanitaria, presidiendo la Corema


Como jefe de la Corema, el profesional sancionó a Essal por incumplir la norma en nuestra ciudad.


Jorge Vives Dibarrat

Panguipulli.- El abogado Jorge Vives Dibarrart, recibió la semana pasada “amplios poderes” para defender a la Empresa Sanitaria Essal, en el marco del recurso de protección presentado en la Corte de Apelaciones por el vertimiento de aguas servidas a Lago Panguipulli; recurso que fue acompañado por alrededor de 100 firmas.

En 2004 Vives, cuando se desempeñaba como jefe de gabinete de la Subsecretaría del Interior, fue designado en como Intendente de la Región de Los Lagos por el expresidente Ricardo Lagos, reemplazando a Patricio Villespín. También había ocupado el cargo de Gobernador Provincial de Valdivia bajo la administración de Eduardo Frei, cuando aún no existía la Región de Los Ríos.

En 2005, ocupando el cargo de presidente de la Comisión Regional del Medio Ambiente (Corema) de la Región de Los Lagos, modificó el permiso ambiental de Celuso Arauco, limitando su producción, declarando que “aún es factible recuperar el santuario de Cisnes” y que los niveles de contaminación ya “eran todos bajos”.

En su condición de intendente, le correspondió presidir a la comisión regional del medio ambiente de la región de los Lagos y que sancionó a la empresa ESSAL, por incumplimiento de la resolución de calificación ambiental que la autorizaba a operar una planta de tratamiento de aguas servidas en la ciudad de Panguipulli.

Es así como por resolución exenta N° 538 del 22 de Agosto de 2005 de la Corema Regional presidida por Vives Dibarrat, se sancionó a la Empresa Essal con multas de 220 UTM (aproximadamente $ 10.000.000.- al día de hoy)  por incumplimientos a la RCA respectiva, en relación al vertimiento de aguas servidas al Lago Panguipulli y al estero Anhuaraque, entre otras infracciones.

Hoy, al  flamante asesor jurídico de Essal, le fueron conferidas atribuciones para defender a la empresa por las mismas faltas que a su debido tiempo, la COREMA presidida por su misma persona, sancionó.