Denuncian en Contraloría situación de sueldos impagos a funcionarios PDTI


Contraloría

Panguipulli.- Negligencia y abandono acusaron una treintena de trabajadores del Programa de Desarrollo Territorial Indígena (PDTI) de Panguipulli, que hoy cumplieron 5 meses sin sueldo. Por eso esta mañana concurrieron junto al diputado Bernardo Berger  (RN) a la Contraloría para pedir la apertura de una investigación por presuntas negligencias en la ejecución del programa a cargo de INDAP y del municipio cordillerano.

Así  lo confirmó en el ingreso de la denuncia, el parlamentario de la comisión de Gobierno Interior, quien tildó de “indignante e inhumano” el trato con 26 profesionales y técnicos del programa.

“Es indignante e inhumana la negligencia que se está cometiendo con esta treintena de profesionales y técnicos del PDTI de Panguipulli, que ya llevan 5 meses trabajando sin contrato, sin sueldo, a vista y paciencia de los organismos responsables”, sentenció Berger.

Añadió que “por eso hemos concurrido a la Contraloría para que inicie investigación y aplique sanciones, pues a nuestro entender acá hay una tremenda negligencia que ha llevado a esta situación de precariedad laboral, pero que además tiene a mil 400 familias indígenas, beneficiarias de PDTI, sin la adecuada cobertura en las prestaciones comprometidas.”

En tanto, Jaime Franco, vocero y coordinador técnico de los trabajadores señaló que esta situación comenzó en diciembre 2016, con el despido de 12 trabajadores del programa, quien habrían sido desvinculados arbitrariamente por el alcalde de Panguipulli. “Nosotros creemos que aquí hay un hostigamiento laboral de parte de las autoridades locales,  para que nuestros colegas deserten y renuncien a sus cargos que tenían”, señaló.

De acuerdo al oficio ingresado esta mañana, el legislador solicitó al órgano contralor “instruir investigación y sanciones si procede, en el caso de configurarse la existencia de negligencia, abandono de deberes u otra infracción de tipo administrativa, ante el incumplimiento de una serie de normativas vigentes en relación a la continuidad del Programa de Desarrollo Territorial Indígena (PDTI) comuna de Panguipulli”

Para la ejecución del programa, al alero municipal se desempeñan 26 técnicos y profesionales, la totalidad de ellos en condición de honorarios hace cinco y más años.  En enero se debía renovar el convenio anual que permite la ejecución de los fondos y la continuidad de las contrataciones. Sin embargo, por razones que se desconocen, INDAP no lo ingresó sino recién el 20 de marzo, o sea tres meses después de iniciado el trabajo 2017.

Esta demora fue seguida de presuntas anomalías en su contenido, por lo que fue objetado por la Contraloría, y recién un mes después, el 17 de abril, fue repuesto ante el mismo organismo para una nueva revisión, estado en que se encontraría hasta esta semana. En todo caso, ambas presentaciones ya estaban a destiempo, con los problemas salariales y de regulación laboral.

El documento presentado señala que “la inexplicable dilación en la elaboración y presentación del convenio afecta a 1.400 familias pertenecientes a pueblos originarios beneficiarias del programa, así como a los 26 profesionales y técnicos que persisten sin pago de estipendios y sin vinculación contractual que medie las relaciones laborales y/o civiles del caso, como mandata la ley”.

“Al día de hoy, y al cabo de cinco meses, ni INDAP ni el municipio de Panguipulli se han hecho cargo del tema ni de la situación salarial ni contractual de los trabajadores. Tampoco consta pago a proveedores por servicios que se han seguido prestando. Sin embargo ambas instituciones han continuado exigiendo el cumplimiento de tareas y funciones para la correcta ejecución del programa en cuestión”, agrega el libelo.