Vecinos en Toma: 21 años abandonado y ahora Essal alega que el terreno es de ellos

Gif Óptica Visón


Massiel Ruiz, Comite Nueva Esperanza Juvenil

Massiel Ruiz, Comite Nueva Esperanza Juvenil

Panguipulli.- Tras conocer las medidas que realiza Essal para disolver la toma, la vocera y dirigente del comité de vivienda Nueva Esperanza Juvenil, insiste en que la sanitaria no ha sabido comprobar la propiedad del sitio.

Este domingo, Massiel Ruiz fue enfática en señalar que en ningún momento los vecinos en toma han entorpecido el funcionamiento de la planta y descartó que hubieran agresiones en contra de los trabajadores, como expuso la gerencia.

La dirigente además cuestiona públicamente que Essal, si es que realmente es dueña del terreno, lo ha tenido como un “basural” y abandonado por 21 años.

Este martes cumplen un mes en toma. Entre tanto la empresa busca instalar un cierre perimetral y lograr se autorice un desajolo con la fuerza pública.

Ruiz vuelve a reiterar que las 26 familias del comité solo anhelan una solución habitacional definitiva, a tiempo que ninguna autoridad regional o comunal ha llegado a terreno.