Super mujer panguipullense celebró 100 años y está ¡¡¡mejor que muchos!!!

*No tiene enfermedades y solo toma una cardioaspirina al día. 

*Nació el 20 de Agosto de 1916 en Pichirropulli (Paillaco).

Gif Óptica Visón


Panguipullenses.- En un nuevo capítulo de “panguipullenses”, conocimos la historia de María de Las Nieves Montiel Aguilar, una vecina de la comuna que este 20 de agosto cumplió ¡¡¡100 años de edad!!!.

Acompañada de algunos de sus hijos, nietos, bisnietos, tataranietos, y con una salud que cualquiera quisiera para sí, la Sra. María sopló las velitas este sábado por la noche en casa de uno de sus familiares directos en calle Libertad, en la misma ciudad de Panguipulli.

La super mujer –según ella misma contó a RedPanguipulli– siempre ha sido dueña de casa. Nació en el sector rural de Pichirropulli en la comuna de Paillaco. Se educó en una escuela particular hasta 4° básico. Conoció a su esposo cuándo aún era adolescente y luego de un estricto pololeo siempre a ojos de sus padres (Braulio y Bernarda), se casó 5 años más tarde. Posterior a eso se trasladó hasta el sector de “San Clemente” (Dollinco, Panguipulli), en dónde vivió gran parte de su vida: muy campestre, cuidando a sus 12 hijos hasta que con el paso de los años, se vino a la ciudad: “cuándo habían tablones de veredas y el lago subía hasta donde ahora está la plaza” dice.

Hacía quesos de campo; salía a cabalgar con su esposo; tejía con sus manos la ropa de sus niños y nietos; hacía mermeladas para cada invierno así como hoy le enseña a sus bisnietas.

Recuerda con detalles inéditos la construcción del Hospital de Panguipulli y a su ideólogo a quien también conoció, el Padre Bernabé de Lucerna. También recuerda los inviernos crudos; el terremoto del 60 y a algunas autoridades locales cuándo aún eran bebés, como al actual alcalde.

Con 100 años de vida (viuda desde hace al menos 20), no resulta extraño decir que actualmente ha contado a 36 nietos; 68 bisnietos y 13 tataranietos.

  | La receta 

aaa

Sus más cercanos explican que “María” aún lee (y mucho) sin utilizar lentes; casi no ve televisión; aún ayuda en los quehaceres del hogar pero se cansa más rápido. No es muy buena para la carne; no bebe alcohol y le gustan mucho las ensaladas. Duerme casi 12 horas al día incluyendo una siesta por las tardes.

Actualmente sigue una estricta dieta que le permite mantener un envidiable estado de salud, sin tener las enfermedades “de moda” de este siglo.

En verano, siempre que puede, sale a recorrer la comuna: Valdivia, Villarrica, Neltume o Coñaripe, con la compañía de una de sus nietas, con quien vive.

No solo no tiene enfermedades, sino que además no toma más medicamentos que una, así es, solo una cardioaspirina al día.

aaaa

Con todo lo anterior, no es extraño que la Sra. María goce de tan buena salud; una mente sana y un cuerpo libre de vicios, aún que también hay que agregar que una abuela -cuenta- vivió hasta los 120 años. Por lo que quizá sea por genética.

No nos queda más que intentar seguir su estilo de vida y desearle un feliz cumpleaños y muchos años más de vida!!


Agradecemos a la familia de la Sra María por abrir las puertas de su hogar y contarnos su entretenida historia.

Si tienes historias como ésta que quieras contar, escríbenos a [email protected]