Corte Suprema ordena a Notario de Panguipulli a recibir reclamación por terreno indígena que Bienes Nacionales quería inscribir como Fiscal


Coñaripe.- La Corte Suprema, tras un recurso de protección presentado por comunidades de Coñaripe, ordenó al Notario de Panguipulli suspender procedimiento de traspaso de terreno indígena a Bienes Nacionales.

Se trata de un terreno de 100 hectáreas ubicado en las cercanías de Coñaripe por el cuál una comunidad inició en 2019 un proceso de reinvindicación en contra de la Diócesis de Villarrica. Hace unas semanas el Ministerio de Bienes Nacionales intentó reclamar dicho terreno como Fiscal.

La mañana de este martes, las comunidades del sector llegaron hasta la Notaría de Panguipulli para ingresar un documento de “oposición” contra la acción que busca iniciar el Ministerio de Bienes Nacionales.

La vocera, Beatríz Chocori comentó en un breve resumen que el propio Ministerio reconoce el terreno como de propiedad de las comunidades a través de un título de Merced, por lo que lo ocurrido recientemente causó sorpresa.

Luego de que el Ministerio de Bienes Nacionales iniciara los trámites en la Notaría de Panguipulli en mayo recién pasado, las Comunidades de Coñaripe intentaron presentar una “oposición” que no fue recibida por el Notario, por lo que acudieron a la Corte de Apelaciones de Valdivia, y más tarde a la Corte Suprema en donde dicha dicha reclamación fue acogida, lo que permitiría a las comunidades impedir que esas 100 Hectáreas pasen al Fisco.

Por último, Chocori destacó que ahora podrán continuar con el proceso de recuperación frente a la Diócesis de Villarrica, descartando que existan intereses personales respecto del terreno ya que según dijo lo que se busca es generar un espacio colectivo de rescate para el pueblo ancestral del sector.

La Comunidad Carlos Antimilla reclamó en su momento la propiedad de los Terrenos en don actualmente se emplaza el pueblo de Coñaripe, terrenos que el Estado Chileno habría expropiado post erupción volcánica, y que -según reclaman- nunca hubo un pago de por medio.