Familia de hombre fallecido por covid-19 que fue sepultado en Llongahue entrega su versión


Panguipulli.- La familia de un hombre mapuche de 58 años fallecido por covid-19, y que llegó desde Santiago el pasado 3 de junio, en una caravana familiar para ser sepultado en un cementerio rural-mapuche de Llongahue entregó su versión a través de una declaración pública.

En dicha declaración, lamentan la discriminación e incluso amenazas sufridas por parte de los propios vecinos del sector, durante y aún semanas después del sepelio, por lo que denuncian fue “mala información”.

La llegada de este hombre, dada a conocer en su momento por RedPanguipulli, mientras diversas autoridades llevaban a cabo un importante protocolo para verificar el estado de salud de los familiares escoltas, generó gran preocupación y controversia entre la comunidad del sector, quienes se oponían al velatorio y cuestionaron el presunto incumplimiento de los protocolos autorizados por la Seremi de Salud en la Región Metropolitana.

En la declaración, se exponen dos documentos oficiales del sepelio, en uno de los cuáles se indica justamente que la sepultura debía ser 24 horas después del deceso. También se expone un examen PCR practicado a la cónyuge del fallecido, el que fue practicado el día 30 de mayo. La mujer y sus familiares se practicaron un test rápido en el Hospital de Lanco, el que arrojó negativo para todos, según confirmó una representante de la Seremi de Salud al día siguiente.

También, se cuestionan los dichos del Alcalde de la comuna, y el incumplimiento de compromisos asumidos como la toma de muestras entre otros antecedentes que el edil aseguró y que fueron desmentidos por la propia familia.

Además de lamentar los comentarios en redes sociales en contra de la familia del hombre fallecido, acusaron incumplimiento en las medidas de distanciamiento social en la toma de ruta realizada en sector Cruce Llongahue y el nulo uso de mascarillas por parte del vocero de la toma. También desmintieron no haber autorizado al municipio para realizar la sanitización del lugar del velatorio como se acusó públicamente.