Desempleados de empresa Carlos García Gross se tomaron la ruta en las cercanías de Choshuenco


El flujo vehicular se abre cada treinta minutos, pero esto podría cambiar si las autoridades solicitadas no se hacen presente antes del mediodía.


Choshuenco.- Un grupo de trabajadores ex-empleados de la empresa Carlos García Gross se tomaron la ruta Ch-203 a la altura del Puente Llanquihue en las cercanías de Choshuenco esta mañana, como medida de presión pidiendo el pronto pago de los dineros adeudados tras que la empresa se declara en insolvencia económica y el Municipio de Panguipulli pusiera término anticipado al contrato en diciembre recién pasado.

En total son 52 trabajadores de dos obras mejoramiento sanitario que la empresa ejecutaba en Choshuenco y Neltume. A todos ellos se les adeudan dineros por concepto de remuneraciones, término de contrato, finiquitos entre otros.

Recientemente se indicó desde la Dirección Regional del Trabajo que los el pago de dichos dineros sería asumido de manera solidaria por parte del Gobierno Regional, quien hará efectivos los pagos una vez finalice la causa judicial que se recomendó a los trabajadores iniciar, por medio de una demanda colectiva contra la Empresa.

A través de un comunicado, el grupo de trabajadores ya había anunciado la medida de presión durante el fin de semana, explicando además en detalle técnico de la deuda económica que persiguen.

Desde el lugar de la toma, manifestaron esta mañana que “estamos aquí desde las 6 de la mañana, esperando que autoridades del Municipio y del Gobierno Regional se hagan presente. Hacemos un llamado al Intendente, al Gobernador, al Alcalde que lleguen todos acá para que nos den una pronta solución; estamos solamente esperándolos a ellos. Si no se presenten a aquí al mediodía, la protesta va a ser más radical” dijeron.

De momento, con la presencia de personal del Ejército y de Carabineros, se detiene el flujo vehicular por espacio de 30 minutos, para luego retomar, pero ésto podría cambiar si las autoridades mencionadas hacen caso omiso al llamado de los trabajadores.