Crónica: Corporación Municipal es condenada por vulnerar los derechos fundamentales en Escuela Claudio Arrau

Escuela Claudio Arrau León


El Municipio realizó un sumario que delató responsabilidades inicialmente, pero luego nadie fue culpado y no se tomaron las medidas necesarias, todo derivó en un juicio civil que condenó a la Corporación Municipal de Panguipulli por vulneración de derechos fundamentales. 


El Municipio realizó un sumario que delató responsabilidades inicialmente, pero luego nadie fue culpado y no se tomaron las medidas necesarias, todo derivó en un juicio civil que condenó a la Corporación Municipal de Panguipulli.

2019 sin duda fue un complejo año para la comunidad educativa de la Escuela Municipal Claudio Arrau León. Mientras algunos medios de prensa dieron a conocer las huelgas de los apoderados en el exterior de las aulas por conflictos internos, se inició un juicio civil producto de eventuales malos tratos al interior del establecimiento educacional.

Hubo una considerable migración de estudiantes, cuyos apoderados prefirieron, a mediados de año, llevar a sus pupilos a otros establecimientos educacionales.

  | ¿Cómo partió todo?

Al principio fueron hechos de violencia entre estudiantes, por lo que apoderados alegaron falta de protocolos internos y temor entre los estudiantes, Sin embargo el problema de acoso laboral se arrastraba desde hace años y afectaba a varios/as docentes.

Lea También | Apoderados envían carta pidiendo medidas por hechos de violencia en Escuela Municipal local

Éstos fueron los primeros síntomas de lo que ocurriría en las semanas subsiguientes.
Internamente hubo serios conflictos y acusación de malos tratos por parte de la directora Jeannette Rivas C., “persecución” y “acoso” fueron otros de los términos que razonaron por semanas en las paredes de la escuela Claudio Arrau León (donde desde el 2019 se desempeña como parte del Equipo Directivo, la pareja del director de educación, Priscila Mera, de quien también se han enviado cartas a la Inspección del Trabajo por presuntas conductas de agobio laboral).

Luego, comenzaron las licencias médicas de profesionales y el municipio inició un sumario, cuyo resultado no hizo más que agravar los conflictos, ahora dividiendo a la comunidad educativa y apoderados, quienes se tomaron el recinto pidiendo la salida de la directora Rivas, mientras que el municipio, con el resultado del sumario en mano, se excusaba asegurando que no había argumentos legales.

Lea También | Comunidad educativa dividida por regreso de directora a Escuela Municipal

Lea También | Mineduc confirma intervención por toma en Escuela Municipal y anuncia “procedimiento administrativo” contra el Municipio

   | El caso llega a la Inspección del Trabajo y luego al Tribunal local.

Fuera de todo lo que se dio a conocer públicamente, el día 26 de julio de 2019 la oficina comunal del trabajo ingresó al Juzgado de Letras y Garantía de Panguipulli una denuncia por vulneración de derechos fundamentales, representando a dos profesionales de la Escuela. La denuncia fue en contra de la Corporación Municipal, presidida por el alcalde Rodrigo Valdivia Orias.

En los antecedentes generales de la causa, a la que tuvo acceso RedPanguipulli, se detalla que las profesionales fueron víctima de burlas, descalificativos por su manera de vestir y apariencia personal, víctima de creación de conflictos interpersonales por comentarios, trato diferenciado entre funcionarios, víctima de hacerlas callar en reuniones o simplemente no ser incluidas, prohibición de generar amistad con otros funcionarios, etc. Hechos que se habían arrastrado desde 2017, y que estaban en conocimiento del director de educación Claudio González, sin que se tomaran medidas al respecto.

   | La condena contra la Corporación Municipal de Panguipulli.

La denuncia fue acogida por el Juez Titular, quien condenó a la Corporación Municipal de Panguipulli a adoptar varias medidas; pedir disculpas públicas y por escrito hacia las trabajadoras que denunciaron la vulneración de sus derechos fundamentales, por no haber adoptado las medidas que correspondían, así como adquirir un compromiso público con acciones para evitar nuevos episodios de acoso laboral.
También, se lee en la resolución, la Corporación Municipal deberá realizar capacitaciones en derechos fundamentales, trabajo en equipo y manejo de situaciones de conflicto y estrés, investigación en acoso laboral y sumario administrativo. Además, deberá establecer nuevas políticas haciendo énfasis en el respeto de los derechos fundamentales de los trabajadores, entre otras medidas ligadas a mejorar los ambientes laborales y protocolos a fin.

Pero además de las medidas principalmente administrativas, la Cormupa también fue condenada a pagar una multa por infracción al Código del Trabajo.

   | Hay dudas.

Sin embargo, todo este proceso deja ciertas dudas, como por ejemplo el resultado inicial del sumario llevado a cabo por el propio municipio, que no estableció responsabilidades ni ordenó medidas, a pesar que sí estaban comprobadas las vulneraciones y malos tratos.

La Cormupa investigó y decidió dejar a absueltos a profesionales con graves acusaciones de vulneración de derechos fundamentales; más aún permite que la directora, la principal Acusada, continúe en el estableciendo pese a solicitud de apoderados profesores y evidencia probada por la dirección de trabajo de separación de funciones por el bienestar psíquico y mental tanto para los profesores/as maltratados como para toda la comunidad.

Finalmente, se presenta juicio interpuesto por la dirección del trabajo en contra la Corporación (principal garante de tutela laboral) donde se comprueba la existencia efectiva de maltrato a profesoras de la Escuela Municipal Claudio Arrau León por parte de la Directora Jeannette Rivas, y se obliga a la corporación a tomar medidas para el cese de la conducta, que perfectamente se podría calificar como “maltratadora”.

-¿Hasta cuándo la Jerarquía de poder será el respaldo para ejercer violencia en los centros educativos?

– ¿Es posible que este tipo de líderes esté dirigiendo un centro educativo, entonces si no se vela por el cuidado y respeto y buena convivencia para sus profesores/as, se hará los mismos estudiantes?

– ¿Que respaldo tiene un o una docente que es humillado constantemente, para entregar buenas clases?

-¿La corporación municipal como garante de tutela laboral simplemente se lavará las manos y verá desde la ventana como sus docentes caen por enfermedades a causa de estrés, depresión, migrañas crónicas, a causa de liderazgos autocráticos?

– ¿Por qué el Director de Educación, quien fuera anteriormente presidente del colegio de profesores, ahora no resguarda los derechos fundamentes de los mismos?