Estudiantes y docentes del Liceo de Excelencia PHP Pullinque conocieron experiencia y riesgos de conducir en estado de ebriedad

Panguipulli.- Gracias a gestiones realizadas por el Comité Paritario del Liceo Bicentenario de Excelencia Técnico Profesional PHP Pullinque, estudiantes, asistentes de la educación y docentes pudieron conocer la sensación y consecuencias de conducir bajo los efectos del alcohol y estando ebrios.

Lo anterior, gracias a un equipo móvil con tecnología de realidad virtual que llegó hasta el recinto este martes.

Jorge Leiva, inspector del Liceo de Excelencia PHP Pullinque y presidente del Comité Paritario del mismo estamento, explicó que “nuestro comité paritario hizo una gestión con la Mutual de Seguridad para traer este trailer a nuestro Liceo, con la idea de prevenir y sensibilizar de las consecuencias que tiene conducir en estado de ebriedad”.

Yohana Cancino, del Centro Cultura y Seguridad Vial de la Mutual de Seguridad, explicó que “este es un simulador de estado de ebriedad. Hacemos dos dinámicas; una como peatón con unos lentes especiales que simulan la sensación de estar en estado de ebriedad. Luego en el móvil simulan la conducción de un vehículo con lo equivalente una botella de pisco” dijo, destacando el impacto que generan ambos ejercicios, especialmente en los menores. 

Así lo indicó también Marco Roa, estudiante de Tercer Año Medio de la Especialidad de Construcción del Liceo de Excelencia PHP Pullinque, quien agregó que “es complicado porque se pierden varios sentidos. La estabilidad, se complica la visibilidad; sentí que me iba hacia el lado e incluso perdí la noción de en qué pista estaba. Esto ayuda mucho a reflexionar cómo se siente para no hacerlo”.

El director del establecimiento, don Claudio Pailañir, sostuvo que “es primera ves que veo en la comuna una iniciativa como esta que nos permite hacer conciencia de lo grave que es conducir bajo los efectos del alcohol, donde se pierde la noción del espacio, tiempo y realidad, la incapacidad de medir nuestras reacciones son los factores que termina generando accidentes graves que afectan irremediablemente al entorno de las personas, el llamado es a cuidarse y cuidar a los demás”.

Finalmente, Jorge Leiva sostuvo que “es importante para nosotros poder lograr esta gestión. La idea es sensibilizar no sólo a los niños, sino que también a los adultos. Anualmente mueren 1900 personas en este tipo de accidentes, y la idea es que no nos pase a nosotros ni a ningún cercano”.