Presidenta nacional de la Confusam: “No pienso igual que el Alcalde, los trabajadores se merecen más respeto”

El dirigente comunal del gremio, dijo por su parte que “desde que asumió la nueva administración socialista en la comuna, los trabajadores de Salud y los Municipales, hemos sufrido atropellos laborales”.


Salud.- La presidenta nacional de la Confederación de los Funcionarios de la Salud Municipalizada (Confusam) Gabriela Flores, visitó este martes la comuna, para sostener dos reuniones con funcionarios pertenecientes al gremio, oportunidad en la que además criticó al Alcalde de Panguipulli Rodrigo Valdivia, por hostigamiento y persecución al gremio.

El Municipio de Panguipulli ha perdido varios cientos de millones de pesos en demandas laborales por despidos injustificados. Flores, dijo que no piensa igual que el Alcalde de Panguipulli en ese sentido y se debe acabar con el hostigamiento. “Creo que los trabajadores se merecen más respeto”, dijo llamando al diálogo. 

Dichas inquietudes fueron planteadas a la dirigente nacional del gremio, junto con las inquietudes respecto de la pronta negociación que se iniciará con el Gobierno en materia laboral. 

El presidente comunal de la Confusam en Panguipulli, el Dr Orlando Romero, habló derechamente de una conducta de atropello a los derechos laborales por parte de la Administración Comunal, pese a que se trata de un edil de tendencia socialista. “Desde que asumió la nueva administración socialista en la comuna, los trabajadores de Salud y los Municipales, hemos sufrido atropellos laborales, en el más amplio sentido de la palabra” dijo Romero.

La dirigente nacional se encuentra recorriendo la región y reuniéndose con los distintos líderes locales de la Confusam con el fin de “entregar capacitación jurídica y técnica. Estamos pronto a iniciar la negociación del sector público; estamos elaborando el petitorio final y además ya tenemos una nueva plataforma de lucha donde quedaron los 5 temas que son importante para los trabajadores” dijo Flores.

Se trata del denominado “nuevo incentivo al retiro”, el que a través de una nueva Ley de alivio, permitiría cumplir la ley que permita tener a un 80% de los trabajadores con contrato indefinido y el restante a plazo fijo.