Polémica por ocupación de templo religioso genera división en comunidad Metodista de Liquiñe



Liquiñe.- Varios miembros de la Comunidad Metodista Pentecostal de Liquiñe realizaron este jueves una toma pacífica intentando -según ellos- recuperar un templo religioso, acusando que un particular; Marcos Muños, ex miembro de la misma comunidad religiosa, se ha apropiado de él.

Se trata de un templo Fundado hace al menos 4 décadas, bajo lo lineamientos de la religión Metodista Pentecostes, en el cuál se habría generado una división interna, que derivó en dos supuestos pastores, líderes del templo.

Una discusión que, según comentan llegó a tribunales, y que este jueves detonó en la acción concretada por unas 19 personas, quienes intentan “recuperar” el templo.

Al lugar llegó personal policial del destacamento de Carabineros en Liquiñe, quienes actuaron de mediadores entre ambas partes, para obtener también una versión de quien es acusado de “usurpar” el recinto.

Los manifestantes también explicaron que lo que se busca el pastor se retire, “para nosotros poder trabajar, en lo espiritual y material”.

RedPanguipulli tomó contacto con el pastor Marcos Muños para conocer su versión, y éste asegura ser metodista pentecostés desde hace varios años.

También asegura que está ordenado a éste templo por la propia iglesia que representa, y que todo está sentado en bases legales, por cuanto ya cuenta con un fallo a su favor, tras denuncias en su contra en 2015, en donde -según él- se le ratificó el derecho legal de utilizar el templo para “pastorear”.

La cuestionada autoridad también lamenta la situación de división que se ha generado puesto que refleja una mala imagen de su iglesia. “Yo he tratado de hacer lo mejor que puedo. Incluso en alguna oportunidad traté de pedir que se me trasladaran a otro lugar porque de verdad me complica por el tema de los controles de mi esposa por su embarazo que son en Valdivia. De verdad lamento que esto ocurra pero aquí solo sigo órdenes de la iglesia que represento” sostiene, agregando que “existe un fallo de la Corte de Apelaciones de Valdivia y nadie puede tomar la justicia por su mano. Lo que no quieren someterse a un dictamen de un tribunal superior”, finaliza.

Sin embargo, la comunidad denunciante replica cada uno de sus dichos, y argumentan que “no tiene base legal”.

Cabe agregar que la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile fue una iglesia evangélica chilena que estuvo conformada por un único corpus organizativo hasta 2007, cuando, por problemas entre sus líderes y algunos pastores, se dividió en tres entidades:

-Iglesia Metodista Pentecostal de Chile de Derecho Público.

-Iglesia Metodista Pentecostal de Chile con Personalidad Jurídica de Derecho Privado (también conocida por Corporación Iglesia Metodista Pentecostal de Chile).

-Iglesia Metodista Pentecostal de Chile, más conocida como Catedral Evangélica de Chile.