Escuela de Lenguaje Rayito de Luz celebró el “día del/la apoderado/a”


Educación.- Aunque en Chile se habla habitualmente de los “padres y apoderados”, la realidad es que son las madres quienes mayoritariamente asumen la responsabilidad de acompañar a sus hijas e hijos en proceso educativo.

Así se evidenció, una vez más, en la celebración del “Día de Apoderado” organizada por la familia educativa se la Escuela Especial de Lenguaje Rayito de Luz de Roble Huacho en Panguipulli.

La Celebración del Día del Apoderado está considerada en el calendario escolar como una forma de relevar la participación de los padres, madres y/o tutores en el proceso educativo de los y las niños.

La actividad fue realizada este jueves y contó con reconocimientos y una rica once de convivencia. Estuvieron presentes integrantes del equipo de gestión, docentes y asistentes de la educación del establecimiento.

Tanto asistentes como organizadores evaluaron muy positivamente la actividad, ya que hubo una asistencia significativa, “una participación entusiasta y un clima de excelente convivencia. Hubo amplio acuerdo que la actividad debe repetirse el próximo año” indicaron.

La directora de la Escuela; María Teresa Soto añadió que “Quisiéramos enviar un afectuoso saludo a todos los apoderados de la Comuna de Panguipulli y en especial a los papitos de la Escuela de Lenguaje Rayito de Luz , con motivo de celebrarse hoy, el Día del Apoderado. Aprovechamos asimismo la ocasión para reconocer el rol fundamental que ellos cumplen en la educación de sus hijos, ya que bajo su responsabilidad se encuentra el apoyo, la contención y el asegurar las condiciones familiares y personales para el desarrollo integral de sus pupilos. Por lo tanto, su función es primordial para el éxito del proceso educativo”.

También que “como unidad educativa creemos que es fundamental celebrar esta fecha como una forma, además de reconocer, de involucrar a cada uno de nuestros papitos en la labor del establecimiento , lo que permite fortalecer las comunidades educativas” finalizó la directora, María Teresa Soto.

Un hijo(a) es una semilla que se riega y se cuida lo mejor que se puede, y luego crece por sí solo y se convierte en una hermosa flor”, enfatizan en Rayito de Luz.